La Guardia Civil detiene a una mujer por la supuesta sustracción de cerca de 14.000 euros a una anciana


La Guardia Civil, en la operación CREVETA que se enmarca dentro del ‘Plan Mayor Seguridad’ dirigido a la prevención y erradicación de los delitos cometidos sobre personas mayores, ha detenido en Murcia a una mujer por sustraer supuestamente a una anciana de 82 años cerca de 14.000 euros de su cuenta bancaria en distintos reintegros y operaciones financieras online. Se le imputa el supuesto delito continuado de estafa.

La operación se inició cuando una vecina de Los Belones-Cartagena, de 82 años, denunció ante la Guardia Civil una serie de cargos en su cuenta bancaria realizados sin su consentimiento. Desde ese momento, los guardias civiles recabaron la información necesaria que les permitió conocer las fechas en las que se habían producido los reintegros, así como la oficina bancaria en la que se habían realizado, una sucursal situada en la misma localidad.  

Tras ello comenzaron una investigación para averiguar que personas podían haber tenido acceso a los documentos bancarios que les habrían permitido realizar los extractos. Los agentes comprobaron que además de los reintegros, también aparecían otra serie de movimientos financieros, desconocidos por la denunciante, de pagos online por la compra de distintos productos, entre ellos a conocidas operadoras de contratación de viajes. 

En el transcurso de la investigación, la víctima se personó de nuevo ante la Guardia Civil para denunciar que alguien continuaba manipulando su cuenta bancaria y que le habían detraído otros mil euros más. Los guardias civiles averiguaron que estas últimas operaciones  habían sido para adquirir varios décimos de lotería, billetes de avión e incluso la reserva de un alojamiento en Laponia finlandesa. 

Reunida toda la información necesaria, los investigadores analizaron los distintos movimientos financieros e identificaron a una mujer, vecina de Los Belones-Cartagena, que aparecía en las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la sucursal bancaria donde se realizaron los reintegros en las mismas fechas en las que se produjeron los extractos, llegando a realizar hasta tres operaciones en un mismo día. 

La Guardia Civil supo que se trataba de la propietaria de un establecimiento comercial con la que, al parecer, la víctima tuvo un incidente por el que intercambiaron sus tarjetas de forma aparentemente fortuita. Fue a raíz de dicho intercambio cuando comenzaron a producirse los movimientos en las cuentas de la perjudicada, que se extendieron durante varios meses, ya que la víctima no dio de baja su tarjeta de crédito. 

Para determinar la posible utilización ilegítima de la citada cédula bancaria, los investigadores analizaron cada uno de los cargos, entre los que aparecían cerca de 6.500 euros abonados al citado comercio en menos de cuatro meses, por compras o servicios ficticios que la víctima nunca llegó a percibir, existiendo, además, otras operaciones denegadas que, de haber prosperado, habrían sumado otros 3.000 euros. 

Los agentes también detectaron como en el perfil público de una conocida red social, la principal sospechosa había publicado una serie de fotografías recientes donde aparecía en la ciudad de Rovaniemi, la conocida como Laponia finlandesa, lo que coincidía con uno de los cargos realizados. 

Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha localizado y detenido a esta mujer, de 55 años, como presunta autora de delito continuado de estafa. Se estima que el valor total de lo estafado ronda los 14.000 euros. La detenida junto con las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena.

Guardia Civil