La Guardia Civil detiene a tres personas como responsables de un depósito de explosivos de ETA


En el marco de las investigaciones que mantiene la Guardia Civil para la localización de infraestructuras pertenecientes a ETA, en la mañana de hoy han sido detenidas tres personas como responsables de un antiguo depósito de explosivos de la banda terrorista.

La infraestructura fue localizada en el mes de junio de 2019 en el municipio de Arraia-Maeztu, en el concejo de Atauri (Araba). En él se encontraron repartidos en dos bidones distintos tipos de explosivos, temporizadores, cordón detonante y detonadores, entre otros elementos para la confección de artefactos explosivos.      

El hallazgo del depósito fue efectuado, de manera fortuita, por un ciudadano que paseaba por el paraje en el que se habían enterrado los bidones. Los detenidos en el día de hoy formaron parte en su día del denominado “comando Ezpala” de ETA, que estuvo activo entre los años 2008 y 2010, y se integraba dentro del “complejo Donosti” de la banda terrorista. La detención en febrero de 2010 del responsable del citado complejo, Ibai Beobide, propició la huída de sus integrantes, dos de los cuales fueron detenidos en Francia posteriormente y condenados por asociación de malhechores. 

Las investigaciones realizadas, dirigidas por el Juzgado Central de Instrucción número 2 y coordinadas por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, han permitido identificar al grupo responsable de la estructura logística anteriormente mencionada y a sus integrantes. 

Los tres individuos han sido detenidos en la mañana de este lunes en las localidades de San Sebastián e Irún, en la provincia de Gipuzkoa, así como en Vitoria, en la provincia de Araba. En estas detenciones, como en otras ocasiones anteriores, la Guardia Civil ha contado con la colaboración de la DGSI francesa.  

A los detenidos se les imputa un presunto delito de depósito de armas y explosivos. Uno de ellos además ha sido detenido por pertenencia a organización terrorista, al no haber sido investigado anteriormente de este delito.  En las próximas horas los detenidos serán puestos a disposición de la autoridad judicial en la Audiencia Nacional. 

La existencia de depósitos de armas y explosivos escondidos por los miembros de ETA y sin control supone un elemento de riesgo para aquellas personas que puedan encontrarse con ellos.  Por ello, se realiza un llamamiento a los ciudadanos que puedan descubrir su localización, principalmente en el ámbito rural, para que no los manipulen y lo pongan inmediatamente en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Las investigaciones continúan abiertas.