La Comunidad de Madrid se ha personado este año en tres procesos judiciales por incendios forestales



Comunidad de Madrid  •    

López ha asistido hoy en Sevilla la Nueva a un simulacro para conocer el trabajo que desarrollan las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BEIF). Pertenecientes al Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, su labor “es imprescindible para que el Gobierno Regional, a través de sus servicios jurídicos, pueda personarse en los procesos judiciales abiertos contra los presuntos autores de incendios forestales”, ha señalado el consejero.

También es un trabajo fundamental para evitar las causas de fuegos que puedan poner en peligro vidas humanas y la importante riqueza medioambiental de la región. Según los datos recogidos en la Memoria de 2020, las dos Brigadas de Investigación de Incendios Forestales analizaron 242 siniestros, determinando el origen del 88% e identificando a los posibles responsables del 20% de los fuegos, lo que ha dado lugar a la apertura de 25 procedimientos penales.

El 84% de estos incendios se quedaron en conatos, es decir, afectaron a menos de una hectárea. En cuanto a las causas, el 41% fueron intencionados; el 26%, comenzó por culpa de negligencias; el 14%, por causas accidentales; el 5% se debieron a caídas de rayos; y un 2% fueron reproducciones de incendios anteriores. En el 12% de los fuegos investigados no se puedo determinan la causa.  

Tras comprobar el proceso de investigación que llevan a cabo los efectivos de las BEIF, López ha remarcado que “su objetivo es conseguir llegar a la causa de todos los incendios forestales, disminuyendo cada temporada el número de ellos con origen desconocido. Saber por qué empiezan –ha explicado López– permite a la Comunidad de Madrid poner en marcha las medidas necesarias de prevención”.

Recientemente, la Comunidad de Madrid ha reforzado el papel de las BEIF con la incorporación de 38 agentes forestales; además, 21 agentes forestales realizan durante el verano estas funciones de investigación de incendios con dedicación preferente sobre otros cometidos.