Introducían en España cocaína en el interior de piñas “preñadas”



Guardia Civil  •       

Agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y  funcionarios de la Agencia Tributaria han desarrollado la operación “Fresa-M”, en la que han sido detenidas 5 personas  como presuntos integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína oculta en interior de piñas e intervenidos 16 kilos de cocaína.

Los agentes intervinieron en el Puerto de Algeciras un cargamento de 22 toneladas de piñas procedentes de Costa Rica, donde tras revisarlo minuciosamente se encontraron 16 piñas “preñadas”, que en su interior llevaban  8 kilos cocaína.

En agosto del año 2019, la Guardia Civil comenzó a investigar a una empresa con sede social en Madrid, pero con actividad desde una nave en la localidad de Guarnizo (Cantabria), que se dedicaba a la importación y exportación de pulpa de fruta a Colombia. 

La investigación realizada por la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria sobre esta empresa, puso al descubierto el descuadre de lo facturado con los movimientos de mercancías, al tiempo que la Guardia Civil tenía sospechas de esta empresa en tránsito de mercancías por el puerto de Valencia. Igualmente en la nave se verificó la existencia de defraudación de fluido eléctrico. 

Durante el año 2020, no se constató actividad comercial a la sociedad, si bien, abrieron un negocio en la localidad de Comillas (Cantabria), sospechando los investigadores que su uso era para dar apariencia de funcionamiento a la empresa y a la espera de poder realizar importaciones. 

Primer envío de prueba a través del puerto de Málaga

El empresario afincado en Cantabria, en julio del pasado año realizó varios viajes a Barcelona, donde supuestamente mantuvo contactos con la cúpula de la organización criminal, preparando nuevas entregas de droga. Poco tiempo después llegó al puerto de Málaga un contenedor lleno de piñas procedente de Costa Rica, donde no se encontró droga alguna, lo que hizo pensar que era un envío de prueba para comprobar la acción policial. 

Entrega vigilada en Toledo

Posteriormente realizaron el envío intervenido con la cocaína a través del Puerto de Algeciras.

Este contenedor con las cajas de piña tenía como destino una nave de la localidad de Seseña (Toledo), organizándose por los cuerpos encargados de la investigación una “entrega controlada” del mismo. En este operativo se detectó la presencia en el lugar de destino de la carga de la cúpula de la organización, abandonando la zona al llegar el transporte a la nave.  El 17 de marzo se procedió a la detención del empresario asentado en Cantabria y de su pareja.

Tras su detención se practicaron cinco registros en viviendas, locales y  una nave de Madrid, Seseña y Alfoz de Lloredo, donde los agentes localizaron documentación relacionada con la investigación. Al mismo tiempo los investigadores entregaron al Banco de Alimentos de Madrid, el resto del cargamento de piñas para su distribución entre personas necesitadas. En días posteriores se detuvo a otro persona más en Cantabria, un hombre natural de Turquía, y que tenía relación directa con la nave de Guarnizo.