Intervenidos en Girona más de 17.400 productos falsificados que superaban los 850.000 euros



Policía Nacional  •         

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria, en una operación conjunta, han detenido a 16 personas en el municipio gerundense de Lloret de Mar por un presunto delito contra la propiedad industrial, y han intervenido más de 17.400 efectos falsificados de marcas de reconocido prestigio por un valor estimado superior a los 850.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento de que en distintos establecimientos comerciales de la localidad se estarían almacenando y comercializando los productos fraudulentos. Según avanzaban las pesquisas, las representaciones legales de varias firmas comerciales registraron sus correspondientes denuncias, en las que se comunicaba la venta de productos falsificados de distintas marcas, los cuales se localizaron expuestos en varios establecimientos comerciales del entramado investigado.

Con esta información, se procedió a la identificación de varios de sus regentes, a quienes les constaban varias reseñas por la comercialización de productos falsos. Por todo ello, se procedió a la inspección de un total de 16 establecimientos, comprobándose que los productos fraudulentos se encontraban dispuestos para su distribución y su comercialización ilícita.

Materializaban la falsificación en el momento de ejecutar la venta

Respecto a los productos de marroquinería, muchos productos localizados e intervenidos se encontraron sin ensamblar, hallando  por un lado la fornitura, es decir, las chapas que indican la marca, y, por otro lado, los bolsos o carteras. Materializaban la falsificación en el momento de ejecutar la venta y, así, podían estar en posesión de un muestrario para los clientes con el fin de enmascarar la actividad ilícita. Igualmente, se han localizado dos planchas para la materialización in situ de las falsificaciones.

Respecto a otros productos, como los juguetes, muchos de ellos se componían de piezas pequeñas, las cuales podían ser peligrosas para el uso infantil, ya que estos productos no habían pasado ningún control de calidad.