Detenidos por robar en hospitales material médico que luego vendían en Colombia


Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada al robo de material médico especializado valorado en 250.000 euros. Los agentes detuvieron en Madrid a los tres presuntos autores de un robo cometido en el hospital valenciano de Sagunto, el mismo día en el que se produjeron los hechos, y recuperaron todo el material sustraído. Las detenciones se enmarcan dentro de una macrooperación desarrollada en toda Europa, coordinada por Europol, centrada en la investigación de este tipo de grupos delictivos que han originado pérdidas por más de 60 millones de euros. Esta organización operaba en células itinerantes, de entre tres y seis miembros, que viajaban por toda Europa para robar endoscopios que posteriormente enviaban a Sudamérica principalmente a Colombia-.

La organización estaba formada por células itinerantes que contaban con máxima planificación y especialización

La investigación se inició cuando los agentes acreditaron la existencia de varios grupos que, de manera organizada, se estaban dedicando presuntamente a la sustracción de material médico especializado, principalmente endoscopios. Asimismo, detectaron que la organización enviaba el material sustraído, de gran valor económico en el mercado, por paquetería a Sudamérica principalmente a Colombia-.

Los agentes observaron que se trataba de una organización de carácter internacional, formado por varios grupos de carácter itinerante, cuyo ámbito de actuación se extendía, además de España, a varios países de la Unión Europea como Portugal, Francia, Alemania y Dinamarca.

La internacionalización de la actividad criminal permitió a los investigadores, gracias a los mecanismos de cooperación internacional y la colaboración de Europol, la identificación de un fenómeno que estaba afectando desde 2013 a más de una docena de países de la Unión Europea. La organización se había especializado en robar material médico en hospitales, policlínicas y centros de salud. Asimismo, los agentes estiman que, con las sustracciones, habían generado un perjuicio aproximado de 60 millones de euros, además de la interrupción de los tratamientos en aquellos hospitales que habían sido objeto de robo.

Tras varias gestiones, los investigadores advirtieron que se trataba de una organización que operaba en células itinerantes, de entre tres y seis miembros, que viajaban por toda Europa. Los miembros del entramado se hospedaban en alojamientos alquilados, en ocasiones por largas temporadas de hasta seis meses, y utilizaban coches de alquiler en sus desplazamientos con los que recorrían largas distancias de miles de kilómetros. Además, generalmente se trataba de ciudadanos colombianos que, habitualmente, utilizaban documentación falsa para eludir posibles prohibiciones de entrada en territorio Schengen por la comisión de delitos similares en territorio de otros países miembros.

El pasado mes de febrero los agentes llevaron a cabo la primera fase de explotación de la operación, que finalizó con la desarticulación de la célula que operaba en Europa y con la detención simultánea de cuatro de sus miembros en Dinamarca y dos en España. A estos se sumaron otros dos detenidos el pasado mes de septiembre.

Policía Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *