Detenidos en A Coruña dos fugitivos internacionales buscados por asesinato y blanqueo de capitales



Policía Nacional  •         

Agentes de la Policía Nacional han detenido en A Coruña a dos fugitivos internacionales buscados por asesinato y blanqueo de capitales.

El primer fugitivo era buscado en Venezuela por hechos que se remontan al año 2016, cuando, presuntamente, interceptó y amenazó a un hombre en la vía pública para trasladarlo hasta la vivienda de un tercero, donde le reclamó dinero y le disparó varias veces causándole la muerte.

La segunda fugitiva estaba reclamada por las autoridades de Colombia por haber defraudado, también en el año 2016, 1.080 millones de pesos por la destrucción de vehículos y falsificación de documentos acreditativos para recibir compensaciones económicas por parte del Ministerio de Transporte colombiano.

Ambas investigaciones se iniciaron cuando los agentes recibieron información, a través de los mecanismos de cooperación policial internacional, en la que se solicitaba la colaboración para la localización y detención de dos fugitivos, de nacionalidades venezolana y colombiana, reclamados por las autoridades de aquellos países por un delito de homicidio y blanqueo de capitales respectivamente.

Armado, peligroso, propenso a la evasión y violento

Los hechos que originaron la reclamación del fugitivo venezolano se produjeron en El Junquito Caracas (Venezuela) el pasado 16 de junio de 2016, cuando, el ahora detenido, interceptó a un ciudadano que se encontraba en la vía pública adyacente a su vivienda.

Tras someterlo con un arma de fuego, le trasladó a la vivienda de un tercero y, tras reclamarle dinero, le disparó varias veces ocasionándole la muerte inmediata. Posteriormente, el arrestado y el propietario de la vivienda lanzaron el cuerpo inerte en una vía poco transitada, para luego desaparecer sin dejar rastro. Por estos hechos el fugitivo se enfrenta a una pena máxima aplicable de 25 años de privación de libertad.

Una vez comprobada la vigencia de la notificación, los investigadores comenzaron las pesquisas para localizar al prófugo en el territorio nacional. 

Con toda la información recabada se pudo determinar que esta persona estaba residiendo en A Coruña, donde trabajaba como repartidor en una motocicleta. Debido al tipo de delito del que este individuo era acusado y que estaba catalogado como armado, peligroso, propenso a la evasión y violento, los agentes solicitaron la colaboración del Grupo Operativo Especial de Seguridad para proceder a su detención.

Trabajaba como asistenta domiciliaria

Por otra parte la fugitiva era buscada por hechos ocurridos en año 2016 en la ciudad del Cali Valle del Cauca (Colombia). A través de varias empresas donde trabajaba, y utilizando a terceras personas como intermediarios, presentaba vehículos para su destrucción falsificando documentos acreditativos en los que se adulteraba la capacidad de carga, y hacía un cambio irregular de servicio particular a privado, todo ello con el fin de cumplir con los requisitos establecidos por las autoridades colombianas para el reconocimiento económico que brinda dicho país por la destrucción de coches. Por estos hechos, la mujer podría ser condenada a la pena máxima de 30 años de prisión.

Tras las primeras pesquisas, los agentes tuvieron constancia de que esta persona podría ocultarse en una localidad de Ourense, pero posteriormente  pudieron comprobar que se había desplazado hasta una zona rural extremadamente aislada de A Coruña, donde utilizaba como cobertura un trabajo de asistenta domiciliaria.

Detenciones sin incidentes

Finalmente y con toda la información recabada, los agentes establecieron en las inmediaciones de los domicilios de cada uno de los investigados un dispositivo para proceder a sus detenciones. Ambas se llevaron a cabo en la vía pública sin incidente alguno.