Detenidos dos hombres vinculados a la supremacía blanca que querían financiar grupos armados a través del tráfico de drogas


Agentes de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, han detenido a dos personas, de nacionalidad española, vinculadas a la supremacía blanca, como presuntos autores de los delitos de incitación al odio contra extranjeros, tenencia de armas y explosivos, enaltecimiento del terrorismo racista y contra la salud pública. 

Estas nuevas detenciones se enmarcan en la misma investigación contra la supremacía blanca que se precipitó el pasado 11 de septiembre tras tener conocimiento de que uno de los investigados pretendía suministrar sustancias químicas para inhibir la voluntad de una mujer con el objetivo de mantener relaciones sexuales. En ese dispositivo policial, se detuvo a dos hombres, de nacionalidad española, en Pobla de Cérvoles (Les Garrigues) y en Campello (Alicante). 

La investigación se inició a finales del 2019, cuando se localizó en internet un documento publicado por uno de los investigados, a modo de ideario y guía programática, que tenía muchos elementos en común con otros escritos hechos por terroristas vinculados a la supremacía blanca.  Todos los investigados están vinculados a dicha ideología racista que defiende la superioridad de la raza blanca por encima del resto. Las gestiones de investigación permitieron comprobar como los cuatro detenidos incitaban a cometer ataques similares, especialmente contra personas de otras razas. 

En esta ocasión, los investigadores han constatado que los detenidos pretendían, a través del cultivo y venta de sustancias psicotrópicas, obtener mecanismos de financiación que les permitieran crear, junto con el resto del grupo, las «comunidades blancas aisladas y armadas». La investigación ha permitido identificar a los dos nuevos detenidos que habrían participado en los hechos. Estas personas ocupaban un nivel jerárquico, dentro de los canales de difusión, similar al de los primeros detenidos.

Las detenciones de esta segunda operación han sidollevadas a cabo el10 de diciembre en Pamplona (Navarra) y Ronda (Málaga), localidad donde también se llevó a cabo una entrada y registro en el domicilio de uno de los detenidos. Los agentes intervinieron diversa simbología de carácter nacionalsocialista, sustancias estupefacientes, armas blancas así como material informático. 

Los investigadores también han podido comprobar que los detenidos fundamentan su ideario supremacista en tres aspectos: «Su marcado nacionalismo blanco que justifican con una base científica que posiciona a los blancos por encima del resto de razas humanas».

En segundo lugar  «su postura antisistema»; consideran que la actual clase política gobernante quiere perjudicar a los blancos y por ello favorece la inmigración clandestina norteafricana hacia Europa. Por último, como tercer aspecto relevante, «la justificación del uso de la violencia» y «el enaltecimiento de acciones terroristas producidas hacia inmigrantes o colectivos No blancos».