Detenido en Lleida un conductor bajo los efectos del alcohol y las drogas que provocó un accidente con dos víctimas mortales



Mossos  •       

Mossos de la comisaría de Lleida han detenido esta madrugada a un hombre de 38 años, de nacionalidad española y vecino de Lleida, como presunto autor de dos homicidios por imprudencia grave, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas y omisión del deber de socorro.

Los hechos tuvieron lugar ayer sobre las 23.00 horas en la autovía A-22 en Lleida. Una patrulla de mossos que hacía tareas de seguridad ciudadana se encontraba en una gasolinera en la N-240 situada paralela a la autovía A-22. Los agentes observaron un vehículo circulando por la autovía en sentido Lleida a muy baja velocidad y que hacía un ruido compatible con una rueda pinchada.

Rápidamente, los mossos acceder a la autovía para detener el vehículo y lo pudieron hacer con seguridad en el Camino del Románico. Los agentes observaron que presentaba un fuerte golpe en la parte delantera, le faltaba la matrícula y el parachoques y tenía una rueda pinchada.

Los mossos comprobaron que en el interior sólo estaba el conductor y que éste presentaba síntomas evidentes de ir bajo el efecto de alguna sustancia. Con el apoyo de una dotación de tráfico se le hizo las correspondientes pruebas de detección y dio positivo en alcoholemia con una tasa de 0,83 mg / l, más de tres veces la permitida. En la prueba de drogas también dio positivo de forma indiciaria a falta de hacer los análisis en el laboratorio.

Mientras los mozos hacían gestiones con este individuo, un conductor se detuvo en el lugar y les explicó que en la autovía A-22 cerca de allí se había producido un accidente.

Varias dotaciones de los mozos fueron hasta el lugar del accidente y localizaron dos personas fallecidas y los restos de su motocicleta. En una primera inspección del lugar los agentes encontraron también la matrícula del vehículo fugitivo. Según las primeras gestiones, el conductor del vehículo habría provocado el accidente mortal y habría continuado la marcha durante un par de kilómetros hasta que los mozos lo interceptaron.

Por todo ello, los agentes detuvieron al conductor que pasará en las próximas horas a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Lleida.