Cuatro años y medio de prisión para el dueño de un videoclub de Ondara (Alicante) y para una empleada por traficar con drogas



Poder Judicial  • 

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a cuatro años y medio de prisión por un delito contra la salud pública con la agravante de reincidencia al dueño de un videoclub de la localidad de Ondara y a la empleada del mismo por traficar con drogas. La Sala también impone a cada uno de los condenados una pena de multa de 19.000 euros.

Según el relato de hechos probados de la sentencia, desde fecha indeterminada, el dueño del negocio y la trabajadora, que ya habían sido condenados en 2015 por un delito contra la salud pública, se dedicaron a la venta al menudeo de todo tipo de sustancias como cocaína, marihuana y hachís.

Pese a que no consta acreditado que vendieran en el interior del establecimiento, sí que recibieron y custodiaron diferentes cantidades de droga, con las que elaboraron dosis individuales para los compradores.

El 5 de febrero de 2021 se practicó entrada y registro en el comercio, donde los agentes se incautaron, escondidos tras el mostrador del local y en un altillo del almacén, de 87 envoltorios con cocaína, en forma de roca o granulada, marihuana, en cogollos o picada, y utensilios para preparar los estupefacientes para su venta. Además, encontraron una pistola de aire comprimido y más de 4.500 euros en efectivo.

La droga se hubiera vendido en el mercado ilícito por más de 12.000 euros. La sentencia no es firme y contra ella se puede interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de justicia de la Comunidad Valenciana.