CSIF exige más protección para la Policía Local de Valencia ante la falta de medios de seguridad para afrontar botellones



CSIF  •  

El sindicato CSIF exige al Ayuntamiento de Valencia que dote de más material de protección a la Policía Local de Valencia y que actualice el existente. La central sindical alerta de “las deficiencias y falta de medios” que sufre una plantilla “muy mermada” y reclama soluciones urgentes. Esta situación afecta especialmente a la unidad de Ucos de noche, que afronta concentraciones como los botellones.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) empieza enumerando las deficiencias en seguridad con la falta de vehículos con mampara de protección, de los que existe “uno por unidad de distrito en el mejor de los casos”. Esta situación, que nada tiene que ver con el plástico de separación anticovid instalado en muchos automóviles policiales, se agrava por “el estado deplorable de muchos vehículos, con elevada antigüedad y escasas prestaciones”.

CSIF, en este sentido, reivindica “una renovación de la flota de vehículos y que el mayor número posible de ellos lleve los elementos de protección necesarios”. En esta misma línea de mejora de la seguridad de los agentes hace hincapié en la escasez de cascos antidisturbios, la nula reposición y la falta de asignación personal, una circunstancia fundamental en lo que a higiene se refiere. El sindicato añade a esta situación la similar de los escudos antidisturbios, también escasos y anticuados.

La central sindical explica que a esta carencia de medios la Unidad de Convivencia y Seguridad (Ucos) se le suma la pérdida de efectivos, ya que ha pasado de tener en el turno de noche 112 agentes en 2019 a quedarse con 79 para atender toda la ciudad. En la práctica, esta circunstancia provoca que dos agentes lleguen a afrontar botellones con cientos de personas.

El sindicato insiste en el carácter fundamental de “dotar de todos los elementos de protección a la escasa plantilla que presta servicio para que tenga las mayores garantías a la hora de realizar intervenciones, que suelen ser muy delicadas”. En este sentido subraya al Ayuntamiento de Valencia que “se tome en serio el grave problema de la falta de medios de mermada plantilla de Policía Local”.

CSIF, además, propone “la dotación a los agentes de defensas policiales rígidas y semirrígidas, fabricadas en polipropileno, elastómero y otros plásticos, que absorben golpes y vibraciones, que son muy ligeras, y que constituyen el equipo básico de cualquier cuerpo y fuerza policial”.

La central sindical pide este material en lugar de “la defensa extensible de aluminio que entregan a los agentes en la actualidad”. Del mismo modo, solicita “cursos de intervenciones en masa y grandes aglomeraciones para todos los componentes del turno de noche de la Policía Local de Valencia”.