Cinco afectados por una intoxicación causada por una caldera en Aranda de Duero


Una llamada recibida en la sala del Centro de Emergencias de Castilla y León 1-1-2 solicita asistencia médica para una persona que se encuentran mareada y con fuerte dolor de cabeza en una vivienda de la carretera de la Estación de Aranda de Duero (Burgos).

La sala de operaciones del 112 da aviso del incidente a Emergencias Sanitarias- Sacyl, que envía una UVI móvil.

A su llegada, el personal sanitario informa a la sala del 1-1-2 de que ha saltado el detector de monóxido de carbono, que hay una concentración alta, que parece deberse a una caldera de gas, por lo que están avisando a los vecinos del edificio para que evacúen las viviendas.

Se pasa el aviso, por tanto, a los bomberos de Aranda de Duero, Policía Local de Aranda de Duero, Cuerpo Nacional de Policía, y a las centrales de las empresas suministradoras de gas. Además, se activa el Centro Coordinador de Emergencias (CCE) de la Agencia de Protección Civil.

El personal sanitario atiende finalmente a cinco personas afectadas de una misma vivienda, un varón de 44 años y cuatro mujeres de 47, 15,16 y 18 años, que han sido atendidos por el personal de la UVI móvil y trasladados en ambulancia de soporte vital básico al Hospital Santos Reyes.

Tras la revisión del edificio por parte de bomberos y técnicos de la empresa suministradora de gas, se procede al precito de la caldera de la vivienda, cuyo mal funcionamiento ha causado la concentración de monóxido. Los vecinos han vuelto a sus casas al confirmarse que no existe riesgo. 

Emergencias de Castilla y León