Así trabaja el servicio de criminalística de la Guardia Civil



Guardia Civil  •       

Tras la comisión de un acto delictivo, es deber de la Policía Judicial auxiliar al ministerio público u órgano judicial competente, investigando y aportando pruebas fehacientes que lo esclarezcan. En nuestros días la criminalística es una pieza clave para llevar a cabo ese trabajo policial.



Desde los primeros trabajos que se realizaban para identificar huellas lofoscópicas hasta los últimos resultados alcanzados con el estudio del ADN, se han ido consolidando las diferentes disciplinas criminalísticas, como son la medicina forense, la ingeniería forense, la balística, la grafística, la química forense, etc.

En la actualidad se puede afirmar que la criminalística es la ciencia aplicada a la investigación judicial.  La criminalística se encarga de prestar los servicios propios de la ciencia forense, desarrollando proyectos de investigación científica que resulten de interés policial.

El estudio del lugar de los hechos en la comisión de un delito es el campo de actuación de los especialistas en esta ciencia: lo protegen, observan, preservan y obtienen todos los indicios del hecho a investigar. También confeccionan los informes periciales solicitados por Juzgados, Tribunales, Ministerio Fiscal, Unidades del Cuerpo y otras Instituciones.